Seleccionar página

La ducha es un lugar fundamental en un hogar, donde poder refrescarse y relajarse, especialmente después de una jornada de trabajo agotadora. En comparación con la bañera clásica, que está abierta al resto de la habitación, la cabina de ducha se caracteriza por un espacio completamente cerrado, lo que permite evitar mojar el exterior y también evita el desorden.

Sin duda, es la opción ideal para baños medianos y pequeños.  La estructura puede ser de muchos tipos, según el tamaño y el espacio requerido, pero ciertamente las mamparas de ducha más populares son las puertas abatibles y correderas .
Veamos las principales diferencias entre los dos:

Con puerta abatible:

El sistema de apertura y cierre de la puerta abatible es el clásico de todas las puertas de la casa, es decir, la puerta que se abre hacia el exterior con un empujón.
En cuanto al uso de este sistema para mamparas de ducha, existen varias ventajas:

  • Se adapta bien a interiores.
  • Limpieza sencilla y cómoda, ya que basta con abrir la puerta hacia el exterior y limpiarla con los productos adecuados.
  • Puesto que no hay marco inferior, se evita la acumulación de residuos en este.
  • Espacio de entrada más amplio que el resto de modelos.

También encontramos algún inconveniente a la puerta abatible:

  • Debe tenerse en cuenta a la hora de construir el área de la ducha que la puerta se abre hacia el exterior, ocupando ese espacio. Tener muebles, accesorios de baño o cualquier otra cosa cerca no es lo más acertado.
  • Riesgo de que el agua se escape por debajo puesto que no tiene marco inferior.
  • Las gotas de agua acumuladas en la puerta al ducharse tienden a gotear fuera.

Cabina de ducha con puerta abatible.

Con puerta corredera:

Este tipo de mampara de ducha es a la anterior estéticamente y es recomendable para baños muy pequeños , donde también es necesario colocar electrodomésticos como lavadoras, secadoras o simplemente donde la disposición de los muebles u otros elementos no permiten apertura con bisagras.

Ventajas:

  • Dimensiones muy reducidas, por lo que ocupan menos espacio, ya que la puerta no debe abrirse hacia el exterior;
  • Las gotas de agua que se crean caen en el interior de la ducha, por lo que no afecta al exterior.
  • Esta estructura tiene mejores propiedades aislantes y herméticas.
  • Ideal para baños pequeños.

Inconvenientes:

  • El marco no es estéticamente atractivo y también es necesario limpiarlo con frecuencia, ya que provoca la acumulación de diversos residuos.
  • El espacio de entrada y salida nunca estará completo, ya que tenemos que considerar la parte fija de vidrio, las diferentes soldaduras, etc.
  • Es muy difícil de limpiar, ya que debe hacerse internamente en un espacio bastante pequeño. Además, esto se hace aún más difícil si las puertas de vidrio se solapan.

Cabina de ducha con puerta corredera.

En Varobath.com, puedes encontrar ideas innovadores sobre estas opciones de cabina de ducha con puerta corredera.

Entonces, ¿cuál es la mejor opción?

Hemos visto algunas ventajas y desventajas de los dos tipos principales de apertura y cierre de las cabinas de ducha. Entonces, ¿Cuál deberías escoger?
La respuesta es, depende. Cuando diseñe su ducha, es esencial analizar cuidadosamente cada aspecto, positivo y negativo.
Si tienes un baño grande y buscas una solución refinada y elegante, la mampara de ducha con puerta abatible es ideal, mientras que en el caso de baños pequeños con poco espacio la solución recomendable es una mampara de ducha con puerta corredera.

Si desea cualquier información, en Varobath.com estaremos encantados de responderte.

Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?